¿Cómo Usar un Standing Desk Correctamente? - Tutorial

¿Cómo Usar un Standing Desk Correctamente? - Tutorial

Para aprovechar al máximo los beneficios para la salud de tu nuevo standing desk, es esencial adaptar tu espacio de trabajo según las necesidades de tu propio cuerpo. A primera vista, usar standing desks puede parecer simple: simplemente te pones de pie, trabajas y repites. Sin embargo, la realidad es que la ergonomía no es una ciencia exacta, ya que cada cuerpo humano es único. La altura ideal de tu escritorio será distinta a la de otra persona, ¡y eso es positivo! A continuación, revisaremos cómo crear una estación de trabajo activa utilizando las proporciones y la postura natural de tu cuerpo. Una vez que hayas configurado todo, asegúrate de leer más para obtener algunos consejos adicionales sobre cómo usar un Standing Desk de manera adecuada y sacar el máximo provecho de todo lo que puede ofrecerte.
 Tabla de contenido
  • Cómo usar un Standing Desk - De pie 
  • Cómo usar un Standing Desk - Sentado 
  • Cual es la altura correcta para mis monitores/laptop
  • ¿Vale la pena un Standing Desk? 
  • Resumen de un uso correcto de un Standing Desk


Cómo usar un Standing Desk - De pie 




1) Siempre ajusta tu Standing Desk a la altura de tus codos. 

Coloca tus codos en un ángulo de 90 grados. Mantén tu cuello en posición neutral y tus muñecas rectas frente a ti. Sube o baja el escritorio de pie para alinear tus antebrazos paralelos a la superficie del escritorio. Tus manos deben flotar sobre el teclado con las muñecas rectas y relajadas. Tus dedos pueden caer hacia abajo para encontrarse con el teclado, pero la posición de tus muñecas nunca debe estar inclinada hacia arriba o hacia abajo.
Estas recomendaciones tienen como objetivo prevenir lesiones y problemas de salud en tus brazos y manos debido a trabajar durante largas horas en una postura deficiente.

2) Corrige tu postura

Mantén tu cuello erguido y tus hombros relajados. Asegúrate de mantener las rodillas ligeramente flexionadas mientras estás de pie, para que no estén hiperextendidas o con las articulaciones bloqueadas.

Evita apoyarte demasiado en un solo pie, lo cual puede provocar desequilibrios musculares y fatiga. En su lugar, intenta mantener los pies separados al ancho de los hombros y coloca uno ligeramente delante del otro para una base estable. Además, alterna ocasionalmente el peso de un pie al otro para promover la circulación sanguínea y reducir la fatiga muscular.

3) Mantén tus muñecas rectas y paralelas a la superficie del escritorio.

Los ajustes finales son para asegurar que tus muñecas permanezcan neutrales: Tus dedos pueden caer hacia abajo para encontrarse con tu teclado, pero tu muñeca nunca debe inclinarse hacia arriba o hacia abajo.

La extensión y flexión repetidas de las muñecas (hacia arriba y hacia abajo) pueden comprimir la estructura interna de las muñecas y aumentar el riesgo de desarrollar molestias. 

Cómo usar un Standing Desk - Sentado

1) Ajusta la altura de tu silla ergonómica.

Ajusta la altura de tu silla para que la parte superior del cojín del asiento esté paralela a la base de tus rodillas. Mantén los pies planos en el suelo y deja un espacio del tamaño de un puño entre la parte trasera de tus rodillas y el borde delantero del asiento. Tus pies deben estar paralelos al suelo con las rodillas dobladas en un ángulo de 90 grados.

Un ajuste adecuado de tu silla te permitirá mantener una buena
postura mientras evitas el dolor de espalda en tu trabajo de oficina.

2) Ajusta tu Standing Desk a la altura de tus codos.

Dobla tus codos en un ángulo de 90 grados y permite que tus brazos cuelguen sueltos cerca de tu torso, con los reposabrazos apenas tocando tus codos. Sube o baja tu escritorio ajustable hasta que su superficie alcance la parte inferior de tus antebrazos. Tus manos deben flotar sobre el teclado con las muñecas rectas y relajadas.

3) Cuida tu postura mientras estés sentado.

Tu postura erguida mientras estás sentado debe ser apoyada por el respaldo de la silla, que debe ser curvado o acolchado para adaptarse a la curva natural de tu espalda. Sentarse en una posición incómoda aumenta la presión sobre los discos y vértebras de tu columna vertebral y, como consecuencia, puede provocar dolor de espalda. El soporte lumbar es esencial para prevenir la presión sobre los discos y vértebras de la columna vertebral.


**Es mejor quitar los reposabrazos de tu silla si no se pueden ajustar lo suficientemente bajo como para evitar que tus codos se eleven, de lo contrario, tu cuello y hombros estarán tensos todo el día. Tu silla debería caber debajo de tu escritorio con los reposabrazos adjuntos. Si los reposabrazos no caben, retíralos.


¿Por cuánto tiempo deberías estar de pie en un Standing Desk? 

Deberías alternar entre periodos de estar sentado y periodos de estar de pie. La evidencia ha demostrado que pasar largos periodos en una posición sedentaria puede tener efectos negativos en la salud. No obstante, al igual que estar sentado durante mucho tiempo puede tener repercusiones en el cuerpo, permanecer de pie de manera continua también puede hacerlo. Cambiar entre estar sentado y de pie puede ayudar a prevenir molestias corporales que podrían evitarse. De acuerdo con investigaciones recientes, se recomienda una proporción ideal de estar sentado y de pie de aproximadamente 1:1 o 2:1. Esto significa que durante una jornada laboral típica de ocho horas, se aconseja pasar entre 30 y 45 minutos de pie cada hora. Esta práctica no solo te mantendrá activo, sino que también contribuirá a incrementar tu productividad. De hecho, los ratios previamente mencionados han demostrado ser óptimos para mantener niveles óptimos de comodidad y energía.

 

¿Cual es la altura correcta para mis monitores/laptop?

Utilizando una pantalla de monitor

Tu pantalla debe estar a la altura de los ojos, pero no demasiado cerca de tu rostro. El tercio superior de la pantalla de tu monitor debe estar a la altura de los ojos para que tu cuello no tenga que doblarse hacia arriba para verlo. Inclina ligeramente tu monitor hacia arriba (de 10 a 20 grados) y hacia ti para que tu cuello no tenga que doblarse.

Utilizando una Laptop

Para elevar la pantalla de tu laptop en tu escritorio de pie, necesitas accesorios que eleven su altura, como nuestros Desk Shelf o Laptop Stands.
Las laptops fueron diseñadas para descansar en tu regazo (de ahí el nombre), por lo que no son ideales para escritorios de pie. Si trabajas con una laptop, necesitarás un teclado, monitor y ratón separados para poder elevar la pantalla y ajustarla a tu línea de visión. Para prevenir la fatiga ocular, asegúrate de no tener una fuente de luz que cause reflejos en la pantalla de tu computadora.


¿Vale la pena un Standing Desk? 

Sí. Todos sabemos que nuestros cuerpos están diseñados para moverse. Un escritorio de pie ajustable en altura no solo mejora la circulación sanguínea, involucra y fortalece tus músculos y  las piernas, contrarresta los problemas de espalda y cuello, sino que también mejorará tu estado de ánimo y te ayudará a rendir mejor.

 

RESUMEN DEL USO CORRECTO DE UN STANDING DESK: 

  • Siempre ajusta tus codos en un ángulo de 90 grados y mantén tu cuello en posición neutral y tus muñecas rectas frente a ti.
  • Mantén tu cuello  erguido y los hombros relajados. 
  • Asegúrate de mantener las rodillas ligeramente flexionadas mientras estás de pie.
  • Mantén tus monitores a la altura de tus ojos. 
  • No estés de pie por más de 60 minutos.
  • No estés sentado por más de 30 minutos. 

 

 

 

 

¿Tienes alguna duda? Contáctanos, Estaremos encantados de apoyarte!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.